Mi Visión de las Elecciones Americanas

Actualizado:


Cada día, cuando saco a pasear a mis perros, paso por delante de casas en las que hondea con orgullo la bandera de Donald Trump. Siempre me paro a saludar y a charlar unos minutos, pero me es difícil sentirme cercano a estos vecinos, sabiendo que apoyan a un político que yo encuentro deplorable. En estos días tensos que nos acercan a las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, me es imposible separar la política del día a día, de separar el punto de vista político de una persona de mi opinión sobre esa persona. La división entre los valores de Trump y los valores en los que yo creo es demasiado grande.

Estas elecciones no me parecen solamente sobre política, me parecen un referéndum sobre la verdad, la decencia, y la humanidad. Trump considera que los inmigrantes son una amenaza a la sociedad, piensa que los científicos le han estado mintiendo sobre el cambio climático, y cree que las mascarillas son opcionales en la lucha contra el coronavirus. Por lo tanto cuando tengo una conversación con alguien que muestra apoyo a este presidente, no puedo evitar sentir que esa persona está impidiendo que nuestro país sea un lugar decente.

Aunque los votos aun no están en las urnas, estas elecciones me han hecho cuestionar la fuerza de la democracia americana. Durante los últimos meses, Trump ha intentado minar nuestro sistema electoral afirmando que votar por correo es vulnerable a que haya fraude. Él es un político descontrolado y me preocupa que pueda negar los resultados de las elecciones y clamar victoria en vez de aceptar la derrota.

Se darán cuenta de que no he mencionado a Joe Biden en este artículo, el contrincante de Trump en estas elecciones. Esto muestra lo mucho que Donald Trump ha deformado mi opinión de la política. Para mí, estas elecciones no son tanto sobre el hecho de votar por tu candidato preferido, sino que son sobre el hecho de conseguir alejar a este país del precipicio al que se está acercando tan velozmente.

A mis 22 años, solo he votado en dos elecciones, y las dos han tenido a Trump como candidato. La primera vez que voté me quedé decepcionado con América. Espero que mi segunda vez consiga propiciar el inicio de una vuelta a la normalidad, y a un país del que volver a sentirme orgulloso. Una vez todo se haya calmado, me gustará pasear por mi calle y no identificar a mis vecinos como aliados o enemigos. Espero poder volver a verlos simplemente como vecinos.

Por Eric Sallinger